Kantar Worldpanel - www.kantarworldpanel.com

El consumidor pide innovación en pescado

02/10/2015

> Artículo publicado en ARAL

2015 parece consolidarse como un periodo de inflexión. El consumidor está más abierto que hace unos años a probar innovaciones y a volver a comprar primeras marcas y, a su vez, se siente más confiado en el futuro. Según el INE, el índice de confianza ya se sitúa en el 100, así que teniendo en cuenta que el máximo está en el 200, estamos ante un aprobado. Esto se traslada al consumo, que en lo acumulado de enero a junio refleja signos positivos, aumentando la cesta total de gran consumo un 1,6% en valor y un 0,9% en volumen, al tiempo que se relaja la disciplina de compra, con menos visitas a las tiendas y cestas más grandes.


No obstante, el hecho de que realicemos menos visitas a las tiendas es un reto tanto para fabricantes como para distribuidores. Los primeros porque deberán luchar más por estar en el carro y los segundos porque deberán hacer mayores esfuerzos para captar visitas y fidelizar a sus clientes. A su vez, el hecho de que se empiecen a ver signos de recuperación y que salgamos más de casa hace y hará que traslademos consumo del hogar a fuera de él, lo cual también tendrá un impacto en su negocio.

Compramos productos frescos menos frecuentemente

Los productos frescos tienen un enorme impacto en el desarrollo del gran consumo, no en vano representan más de la mitad de la cesta de la compra (50,8% del gasto en TAMT1 2015). Así que parte de la recuperación del sector se debe al crecimiento en esta sección. Aumentó en el primer semestre del año un 1,3% su valor de mercado, y lo hizo gracias a un aumento del precio medio pagado por el consumidor;  no sólo por el repunte de la inflación, sino por el uptrading del consumidor, que se empieza a decantar por variedades de mayor valor añadido.

Sin embargo, esta mejora no se extrapola a la demanda del sector en volumen (-2,2%), que a pesar de suavizar la caída que registró en 2014, sigue sufriendo menor rotación y menor carga por acto. Esta reducción de volumen se explica porque el consumidor trasvasa compras del canal tradicional al dinámico (pasando el canal dinámico de 53% al 55% en cuota de mercado en volumen de frescos en TAMT1 2015 respecto al mismo periodo del año anterior). Y en estos establecimientos carga mucho menos que en el canal especialista. Bien sea porque no encuentra el producto, la calidad buscada, o la confianza de un vendedor que le asesore, o porque la compra en el canal dinámico incluye muchos más productos a parte de frescos, por lo que el tiempo dedicado a la elección de cada uno se reduce.

Los consumidores son cada vez más exigentes en la calidad de los frescos a la hora de elegir su lugar de compra, así que las cadenas se enfrentan al doble reto de igualar al especialista tanto en la calidad de sus productos como en el hábito de compra que éstos generan. 


Más allá del precio, la clave está en ofrecer pescado fácil de comprar, preparar y comer [ ... ]

Dejamos el canal tradicional pero no la compra en mostrador [ ... ]

Oportunidad de desarrollo del consumo en jóvenes [ ... ]

[ ... ] Leer el artículo completo   

Se trasvasan compras del canal tradicional al dinámico

Se trasvasan compras del canal tradicional al dinámico

Contacta

Núria Tobia
New Sectors Manager

Síguenos
Newsletter global
Twitter
LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Si sigue navegando consideramos que acepta nuestra política. [Política de cookies]