Kantar Worldpanel - www.kantarworldpanel.com

La alimentación saludable no tiene precio para el consumidor

30/10/2012

La dilatación de la crisis está acentuando los hábitos adquiridos del consumidor de control del gasto, sin embargo la salud continúa siendo una gran preocupación para los españoles, e intentan cuidarla a través de la alimentación. Esta es una de las principales conclusiones del informe “LifeStyles 2012” realizado por Kantar Worldpanel sobre las preocupaciones del consumidor actual.

El estudio confirma también la evolución del concepto salud, cada vez más asociado a naturalidad y búsqueda de bienestar. En este sentido, sólo un 26% de las amas de casa hace dieta para bajar de peso, ante el 79% que lo hace porque le gusta comer sano. Además, ha aumentado el número de hogares que estarían dispuestos a pagar más por alimentos sin aditivos ni conservantes (de un 40% de los hogares en 2009 a un 51% en 2012), así como también crecen los hogares concienciados con la forma de vivir de los animales y su efecto en el sabor de la carne (de un 80% en 2009 a un 82% en 2012).

Más aún, el consumidor percibe la alimentación como una forma de evitar enfermedades (opina así un 87% de las amas de casa), y para ello, confía en las marcas de fabricante: si bien dos terceras partes de las amas de casa creen que las marcas de la distribución están hechas por los fabricantes de marcas líderes, cuando se trata de alimentación para prevenir enfermedades sólo una cuarta parte las considera una buena opción. De hecho, el gasto en estas marcas se reduce a medida que aumenta la concienciación por la salud a través de la alimentación.

Los hogares más preocupados por la salud también consumen más productos frescos: gastan alrededor de 200 euros más al año en esta sección que aquellos que no dan importancia a la salud como forma de prevención (2120 euros frente a 1902 euros).

En esta línea, un 86% de las amas de casa intenta preparar comidas equilibradas y para ello controla lo que come: ingieren menos grasas (80%), consumen más fibra (51%) y se decantan por productos bajos en sal (47%). Cuatro de cada diez prefieren productos light, desnatados o bajos en calorías, y un 37% intenta no tomar cafeína. El 35% declara fijarse en los ingredientes antes de comprar, anteponiendo los que son más naturales.

Los hogares más preocupados por la salud gastan menos en Marcas de la Distribución y más en frescos

Los hogares más preocupados por la salud gastan menos en Marcas de la Distribución y más en frescos

Contacta

Eva Linares
LinkQ Manager