Kantar Worldpanel - www.kantarworldpanel.com

Consumidores sofisticaron preferencia por yogurt en 2012

13/05/2013

Por Tamara Flores Toledo

Desde hace un tiempo, las decisiones de compra en el pasillo de los lácteos toman más minutos de lo habitual. Esto es producto de que las empresas del rubro han puesto énfasis en ofrecer un portafolio cada vez más amplio de productos, adaptados casi a cada gusto y necesidad de los consumidores, según su edad.

Una evidencia clara es el cambio que se ha generado en el segmento de los yogurt, que pasaron del clásico “batido”, hasta segmentos gourmet, más cremosos y con más fruta que el promedio y con otros agregados que los convierten en opciones de postre, o los que prometen algún aporte a la salud como los de la categoría digestivos, probióticos o los que dicen ayudar a reducir el colesterol.

Según un estudio realizado por Kantar Worldpanel, en 2012, el consumo de los hogares chilenos ha experimentado un cambio, “impulsado principalmente por los hogares C3 y D-E, que refleja una premiunización al momento de la compra de productos de la canasta básica. Hoy optan por aquellos con valor agregado, de mejor calidad”.

Si bien el yogurt batido sigue siendo el que lidera la categoría, tanto en volumen como en facturación, los cambios en el consumo son evidentes.

El reporte agrega que el precio de estos productos con valor agregado “ya no es un diferenciador importante y esto se debe a la ampliación de oferta”.

De hecho, un yogurt probiótico (ver destacados) puede costar hasta 92% más que el promedio de los yogurt, mientras que los del segmento valor -con fruta, pulpa, frutos secos o griegos- se elevan 65% respecto de la media de la categoría.

Los yogurt para la digestión pueden ser hasta 40% más caros, mientras que los light están 6% sobre el promedio. El clásico yogurt batido es 25% más barato que el promedio de la categoría.

En Kantar explican que la preferencia por la categoría light está asociada con “ un consumo más consciente y orientado a lo saludable”. Quienes optan por los yogurt con fruta o pulpa, buscan una alternativa más amplia que con los batidos, mientras que los consumidores de probióticos “están asociados con el cuidado de la salud y el fortalecimiento de las defensas”.

Estos tres segmentos crecieron en penetración durante 2012. En el caso de light y probióticos, “los hogares son más intensivos en su nivel de consumo, creciendo entre 5% y 4,1% respectivamente, en cuanto a su compra media”. El segmento valor ha aumentado por una mayor participación de marcas, “donde un atributo exitoso es rápidamente imitado por la competencia” (como se puede apreciar en la pronta disponibilidad del tipo griego en diversas marcas).

Respecto de hacia dónde va este mercado, en Kantar dicen que “es difícil tener una idea certera, ya que todo depende de si la competencia se sigue definiendo por un atributo o por precio, pero al llevarla a precio se tiende a (sobre todo en productos alimenticios) cuestionar la calidad”.

Consumidores sofisticaron preferencia por yogurt en 2012

Entra en contacto

Pamela Castro
Marketing and Communication

La nota en Diario La Tercera

Socializa
Newsletter
Twitter
LinkedIn

Nuestro website utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al continuar tu navegación, estás aceptando nuestras políticas [Política de cookies]