Kantar Worldpanel - www.kantarworldpanel.com

Casi 16% de los estadounidenses poseen wearables

05/02/2017

Los últimos datos de ventas de “wearables” –dispositivos portátiles– de Kantar Worldpanel ComTech muestra que hasta diciembre de 2016 15.6% de los consumidores estadounidenses poseen un “smartwatch” –reloj deportivo– o una “fitness band” –pulsera de actividad– lo cual es un ligero incremento desde septiembre del mismo año, que fue de 14.8%. Dentro de la categoría de smartwatch, la adopción en EU permaneció baja, en 4.2%. La penetración de wearables en EU4 continuó rezagándose de la de EU, quedando en 9.2%, mientras que la de los relojes deportivos tiene un 3.8% de la categoría.

Los cuatro grandes mercados de Europa incluyen Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia.

“Las fitness bands continúan superando las ventas de smartwatches más avanzados”, comunicó Lauren Guenveur, Consumer Insight Director de Kantar Worldpanel ComTech. “En el cuarto trimestre de 2016 solo el 35% de los wearables comprados en EU fueron smartwatches, cuando en el tercer trimestre de 2016 representaban el 40%. Apple fue la marca líder de smartwatches en EU, alcanzando una participación de 50% vs 24% que tuvo en el tercer trimestre de 2016. El siguiente competidor en importancia fue Samsung, con 17.4%, mientras que el resto del mercado se dividió entre varios fabricantes pequeños.”

El Apple Watch Series 2, cuyo lanzamiento fue en septiembre de 2016, impulsó la participación de Apple en las ventas de smartwatches. Series 2 propone un diseño resistente al agua y GPS, mientras que el precio más bajo del Series 1 hizo más fácil la entrada de compradores adicionales. El Series 2 fue el smartwatch de Apple líder en ventas del período, con 33%, a pesar de no haber tenido descuento en la temporada de fiestas.

“En la categoría de fitness bands, Fitbit continúa encabezando la participación en ventas - llegando a 75% - cuando en el tercer trimestre de 2016 tenía 43%. Guenveur agregó que “Garmin, su competidor más cercano, tuvo una participación de 12.5%. Las ofertas del Black Friday y Cyber Monday impulsaron a Fitbit, teniendo descuentos desde $20 hasta $30 en casi todos los modelos, dependiendo del distribuidor. El FitBit Charge 2, lanzado a mediados de septiembre de 2016, fue la fitness band líder, con un 27% de participación.”

Los smartwatches tuvieron un mejor desempeño en los EU4, tomando 38% de las ventas de wearables en el cuarto trimestre de 2016, y liderados por la Gran Bretaña, donde casi el 45% de los wearables adquiridos fueron smartwatches. La penetración más baja de smartwatches la tiene Francia, donde el 70% de los que compraron un wearable optó por una fitness band. Apple continúa a la cabeza de las marcas de smartwatches vendidos en EU4, con 37% en el cuarto trimestre de 2016, comparado con Samsung, que tiene 16%. Fitbit alcanzó el 50% de las ventas de fitness bands en EU4, mientras que Garmin se mostró muy competitivo con 23%. En Alemania, Garmin superó a Fitbit como la marca más importante de fitness band Brand con 36% vs 31%, respectivamente.

“Fuera de Apple y Fitbit, los fabricantes han tenido problemas para convencer a los consumidores de comprar wearables, los que alguna vez fueron considerados como la siguiente gran novedad en tecnología,” agregó Guenveur. “En EU se hizo una encuesta a personas que no poseían un dispositivo portátil en diciembre de 2016, y solo un 8% dijo planear la compra de uno en los próximos 12 meses, mientras que 76% dijo no tener intención de comprar uno. El precio continúa siendo la mayor barrera (46%), mientras que 33% dijo que ‘sus funciones no son útiles’ y 30% dijo no querer usar un reloj.”

A pesar de tener una menor penetración en EU4, la intención de compra de un wearable en un futuro es mayor que en EU, con 12.1% planeando comprar uno el año próximo. Entre los que planean comprar, 39% dijo que compraría un smartwatch, más de los que piensan adquirir un monitor de actividad (31%). Casi una tercera parte dijo no estar seguro de lo que hará.

Esta debilidad del mercado ha tenido consecuencias para algunos distribuidores, especialmente con la noticia a finales de 2016 de que Lenovo (Moto) y Microsoft dejarían de producir wearables. Jawbone dejó de fabricar en mayo de 2016, mientras que Fitbit adquirió al naciente Pebble. Por otro lado, Fitbit compró la plataforma de software Vector Watch, así como todo su equipo al final del año.

CES 2017 generó un optimismo moderado en el espacio de los dispositivos móviles, según Guenveur. Las nuevas tecnologías intentaron diferenciarse de las fitness bands y smartwatches tradicionales con usos más especializados y específicos, como dar seguimiento a la salud, monitorear el estrés y las emociones, y una evaluación de forma física. Cabe mencionar que los anteriores no son para usarse en la muñeca. Otras aplicaciones emergentes son: la ropa inteligente, “hearables” –híbrido de hearables y headphones– rastreadores adheribles y extractores de leche portátiles.

“Un viejo dicho aplica aquí: ‘el que mucho abarca, poco aprieta,’ que es una metáfora que refleja el estado actual del mercado de dispositivos portátiles. Sin embargo, el futuro es prometedor para consumidores que están en busca de un uso específico en lugar de funcionalidad general”, apuntó Guenveur.

Wearables

Las ventas de Fitness Bands superaron a las de Smartwatches en 2016.

Las ventas de Fitness Bands superaron a las de Smartwatches en 2016.

Socializa
Newsletter
Twitter
LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Si sigue navegando consideramos que acepta nuestra política. [Política de cookies]